El nuevo director general de Tráfico, Pere Navarro, ha anunciado este jueves que una de las primeras medidas que pretende llevar a cabo para combatir la creciente cifra de muertes en carretera será la modificación del permiso de conducir por puntos. «Vamos a actualizar el permiso por puntos. Después de 12 años [desde su implantación], mi manual dice que hay que parar, hacer un balance y aprovechando la experiencia acumulada actualizarlo, retocarlo, para darle un nuevo impulso», ha anunciado Navarro sin ofrecer más detalles. Navarro estuvo ocho años al frente de la Dirección General de Tráfico (DGT), entre 2004 y 2012, y se encargó de impulsar el carné por puntos, su gran legado.

«En seguridad vial el indicador es muy visible porque son muertes. Las cifras nos marcan el camino», ha explicado Navarro. «Hay que hacer algo con las carreteras secundarias, habrá que hacer algo con las motocicletas, habrá que hacer algo con las ciudades, con las distracciones, con los peatones…», ha enumerado, en referencia a los factores con cifras de siniestralidad más preocupantes. También ha puesto el foco sobre los colectivos más desprotegidos: «El 46% de los fallecidos en 2017 eran peatones, ciclistas o motoristas, esta es una tendencia que cada año va subiendo, lo que significa que en dos o tres años va a haber más fallecidos vulnerables que fallecidos sobre cuatro ruedas».

El carné por puntos fue puesto en funcionamiento por el propio Navarro el 1 de julio de 2006, en su anterior etapa al frente de la DGT durante el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. En sus primeros 10 años, 7,5 millones de conductores fueron sancionados por cometer alguna infracción que conlleva pérdida de puntos. El 75% de los españoles con carné mantenía íntegro su saldo y, entre los sancionados el 16% (unos 4,8 millones), lo fueron solo una vez. Las sanciones con pérdida de puntos ascendían a 12,3 millones, que en número de puntos se traducían en 37,99 millones.

El exceso de velocidad era la infracción más común entre los conductores, acaparando casi la mitad del total (46%). A continuación, no llevar puesto el cinturón de seguridad o sistemas de retención infantil (11%), el uso del móvil y otros dispositivos (10%) y consumo de alcohol o drogas (9%).

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies